¿Hay más de un sábado?

Descargar el artículo AQUÍ

¿Hay más de un sábado?

He leído que el sábado mencionado en Génesis 2:1 al 3 no es el mismo sábado que el del cuarto Mandamiento. Por favor, explíqueme.

Responde: Dr. Ángel Manuel Rodríguez, BRI

      Algunos protestantes argumentan que Génesis 2:1 al 3 no prescribe el mandamiento sabático; sencillamente describe lo que Dios hizo el séptimo día de la semana de la Creación. Argumentan que el mandamiento del sábado fue dado a los israelitas como parte del pacto, y que fue reemplazado por el nuevo pacto. Este es un intento obvio de minar la autoridad del sábado para los cristianos. En Génesis 1 y 2, entre otras cosas, Dios está modelando para los seres humanos la necesidad y la naturaleza del trabajo. La naturaleza ejemplar de su actividad divina incluye el descanso sabático. Esto puede ser fundamentado por varias razones.

      1. La imagen de Dios y el sábado: El relato de la Creación describe a los seres humanos como criaturas inteligentes y únicas, creadas a la imagen de Dios (Gén. 1:27). Debían reflejar el carácter de Dios y representarlo ante el resto de la creación. La narración contiene varios conceptos importantes.

      En primer lugar, el hecho de que Dios haya descansado de sus obras atribuye a Dios necesidades humanas con el fin de demostrar cómo Dios planea suplir esa necesidad. El relato de la Creación demuestra claramente la preocupación de Dios por el ser humano, que no solo necesita trabajar sino también separar un tiempo particular para gozar de la comunión con su Creador.

      Segundo, es el Creador, no la criatura, quien determina el tiempo y la naturaleza de ese descanso. Los intentos humanos por establecer su propio momento de descanso son un rechazo de la naturaleza ilustrativa del descanso de Dios y debilita el significado del ser humano como creado a la imagen de Dios.

      Tercero, si Dios hubiera descansado sin la compañía de los seres humanos, habría abandonado a su propia suerte a los seres humanos y al mundo que él creó; se hubiera ausentado de su creación, dejándola sin su poder sustentador. Descansó en compañía de los que había creado a su propia imagen, en una celebración gozosa del misterio de su creación. Deseaba gozar de la compañía del ser humano durante el séptimo día.

      2. Dios bendijo el sábado: En el relato de la Creación, Dios describe al séptimo día como una bendición. Esto significa, como lo sugiere el uso del mismo verbo en Éxodo 20:11, que por medio del descanso sabático Dios transmite bendiciones a su pueblo. El hecho de que su bendición sea indefinida implica sus riquezas sin límites. El verbo “bendecir” expresa la idea de beneficios derramados sobre alguien o algo. Cuando Dios bendijo el sábado, lo dotó de beneficios que serían disfrutados por los que se le unieran en su placentero descanso. En la Biblia, un día no bendecido es un día privado de contenido positivo para los seres humanos (ver Jer. 20:14). La bendición pronunciada por Dios sobre el séptimo día no fue para su propio beneficio, sino para el de los que estaban junto a él, disfrutando de la comunión y el compañerismo con el Señor, dentro de la fracción de tiempo llamada séptimo día.

      3. Dios declaró santo al séptimo día: La Biblia contiene rituales para la santificación de las personas, las cosas y los lugares. Pero no existe un ritual prescrito para la santificación del sábado. Únicamente la historia de la Creación nos informa que su santidad es el resultado de una declaración divina. A lo largo del Antiguo Testamento, la santidad de ese día es presupuesta. Para los escritores del Antiguo Testamento, al igual que para el pueblo de Dios, el sábado de la Creación era el mismo que el sábado del séptimo día mencionado en el Decálogo. Los seres humanos eran responsables de mantenerlo santo al obedecer el cuarto Mandamiento.

      La santidad del sábado no consistía en un estado provisional que se agotara al final del día. No hubo un ritual de “des-santificación” para el séptimo día después de que fuera declarado santo. Al santificarlo, Dios lo separó permanentemente para un uso religioso particular. Dado que, de acuerdo con el relato de la Creación, Adán y Eva habían sido creados en el sexto día, experimentaron la santidad del séptimo día en presencia de Dios mismo. El sábado es lo primero que Dios santificó sobre este planeta, y ha permanecido santo desde entonces.

      Todo intento de aislar el Mandamiento del sábado del descanso de Dios durante el séptimo día, con el fin de argumentar que pertenece al antiguo pacto y que los cristianos no deberían guardarlo, es sencillamente una ilusión, que trae como resultado el deterioro de la imagen de Dios en los seres humanos. 

3 Respuestas a “¿Hay más de un sábado?

  1. Estimado Dr. Ángel Manuel Rodríguez
    Es obvio que usted no ha entendido que el evangelio no es de origen adventista sino apostólico, ni tampoco comenzó en 1844 sino más de 20 siglos hace, ni fue CONFIADO a Ellen White, sino a Pablo, y a Pedro y a los otros apóstoles.
    Por todo lo anterior, ni usted, ni Ellen White ni la iglesia adventista tiene derecho a alterar ni las cosas que son de creer ni las cosas que son de guardar en la iglesia.
    El sábado es uno de los muchos mandamientos bíblicos que los apóstoles desecharon para ser aplicado a la iglesia. Eso es evidente porque usted nunca encontrará en los escritos apostólicos un mandamiento a los gentiles sobre el sábado. Como usted sabe los gentiles no sabían nada de la ley, y cualquier cosa que fueran a guardar de la misma les tenía que ser ordenado claramente y sin ambigüedades, de otra forma había muchos judaizantes que querían que ellos se circuncidaran igual que los judíos y guardaran toda la ley. Por tanto si guardar el sábado era una de las cosas que ellos tenían que hacer era necesario mandarlo claramente, pero eso NUNCA fue hecho en ninguna de las cartas apostólicas a los gentiles. No existe ninguna sugerencia a favor del sábado, no existe nada que anime a guardar el sábado, no existe ninguna indicación sobre el asunto en las cartas apostólicas a las iglesias gentiles. El sábado brilla POR SU AUSENCIA en la iglesia gentil. Lo cual hace evidente para cualquiera que el sábado no es algo que la iglesia gentil debiera guardar.
    Que los cristianos judíos guardaran el sábado no es ninguna novedad, que Cristo mismo lo hiciera tampoco lo es dada su condición de judío nacido bajo la ley. Pero cuando nació la iglesia gentil, entonces éste mandamiento no vio la luz en ella. Que los cristianos judíos guardaban toda la ley es muy claro en Hechos 21: 20-21 Así que efectivamente los cristianos judíos guardaban el sábado como también circuncidaban a sus hijos y observaban toda la ley.
    Dr. Rodríguez, usted debe abandonar la idea de que Ellen White es una profeta de Dios antes de percatarse del crudo error cometido por ella al afirmar que a los cristianos gentiles se les pidió guardar el sábado, así como afirmar que a los cristianos judíos dejaron a Moisés. Ninguna de ambas cosas es verdad. La realidad es que ni los gentiles creyentes guardaron la ley en ninguna forma, ni los cristianos judíos la dejaron de lado. Una verdad que ha sido difícil de entender para muchos cristianos a lo largo de los siglos, cuanto más para Ellen White.
    Atentamente
    Fernando Ochoa Dueñas

    • Apreciado amigo Fernando:
      Agradezco tu opinión sobre el tema. Sin embargo, algo dentro de mí me induce a responderte:
      1.- En ninguna parte del artículo se menciona algo referente a Ellen de White o adventistas o 1844, lo que me hace pensar que tu comentario surge de preconceptos y prejuicios.
      2.- No se está argumentando ninguna creencia adventista, sino bíblica. por lo tanto tu comentario deja un sabor apologético más que teológico.
      3.- De tu argumentación sólo se puede encontrar “un” solo texto bíblico para defender tu punto de vista, lo cual hace pensar que hace te hace falta un estudio más profundo de las Escrituras. El texto hace referencia a la ley, pero no descarta la santidad del sábado.
      4.- El texto en concideración es Génesis 2:1-3. Su contexto NO ES JUDIO. Recién la primera pareja había sido creada, por lo tanto TODA LA HUMANDAD estaba sumida en dos personas: Adán y Eva. No había judío, ni gentil, ni chino, ni español.
      5.- Si conocieras la historia te darías cuenta que recién en el año 313 dC, mediante el Edicto de Milán, el Emperador Constantino realiza el cambio de adoración del sábado al domingo. Cambio realizado por el hombre y no por Dios.
      6.- Como bien lo manifiesta el artículo, no hay ningún texto bíblico que quite la santificación del sábado y se lo tranfiera a algún otro día. Ni el mismo Jesús, que es Dios Hijo, realizó algún cambio (Mat. 5:17-19), sino vino a darle el verdadero sentido al sábado (Mar. 2:27, 28; Mat. 12:12)
      7. ¿El sábado es uno de los muchos mandamientos bíblicos que los apóstoles desecharon para ser aplicado a la iglesia? Te faltó un texto bíblico.
      8.- La tensión entre judíos y gentiles en la iglesia apostólica se dio por la circuncisión y los ritos judíos (ley de Moisés) Hech 15. Si fuese la ley de Dios entonces, ¿Quiere decir que se les estaba dando licencia para matar, robar, o transgredir el sábado? (Recordemos que la ley de Dios no sólo es sábado).
      9.- Para los judíos como para los gentiles, era sabido que el sábado era día del Señor, por eso no se menciona explícitamente el mandato. ¿Acaso se menciona mandatos explícitos de “no matar”, “no robar” que también se encuentran en la ley de Dios? se sobreentiende que un cristiano de ese tiempo (judío o gentil) no robaba, ni mataba y guardaba el sábado pues NO HABÍA OTRO DÍA para guardar.
      Dios te cuide y te guarde. Muchas bendiciones en nombre de nuestro Señor Jesucristo.
      Eduardo Bailón

  2. Estimado Eduardo

    Apreciado Eduardo Bailón.
    Usted me acusa de ser prejuiciado y me escribe “No se está argumentando ninguna creencia adventista, sino bíblica” Lamento disentir de usted, el sábado es defendido por usted por solo una razón de fondo. Ellen White y su esposo James fueron persuadidos por Joseph Bates de guardar el sábado. Si ese evento no hubiera ocurrido, usted no estaría hoy defendiendo el sábado, el cual es una doctrina bíblica, en efecto, pero ello no es la causa real de su defensa ya que existen cientos de doctrinas bíblicas de las cuales no se ha ocupado ni se ocupará de defender con el mismo ardor con el que defiende las doctrinas emanadas de Ellen White. Medítelo por favor, piénselo, el motivo por lo que se hacen las cosas es más importantes que cualquier razón para hacerlas. Sus argumentos pueden ser muy buenos pero si sus motivos son oscuros entonces todo el razonamiento se oscurece.

    Con respecto al texto de Génesis no lo aludo cierto, porque tengo un paradigma mucho más amplio que cualquier texto en particular. Mi paradigma es que la doctrina de la iglesia es aquella que fue enseñada por los apóstoles. El sábado no fue enseñado en ninguna manera por ellos. Por tanto los adventistas tienen que recurrir a textos como el de Génesis para argumentar a favor de una doctrina ignorada por el magisterio apostólico. En realidad el uso de textos como el aludido de Génesis 2 hace evidente que la argumentación adventista no cuenta con apoyo apostólico, pues de otra manera no habría necesidad de tanto argumento a favor del sábado, pues bastaría con citar el texto apostólico a favor del sábado.

    Por otro lado la idea detrás del texto de Génesis 2:1-3 dado tal texto no existe necesidad de pruebas emanadas de la enseñanza apostólica. Evidentemente usted piensa de esa manera por eso le dedica tanta consideración a ese texto de Génesis 2 y NINGUNA al evidente silencio apostólico sobre el sábado, el cual es mucho más importante que el análisis de Génesis 2. Cuando se ignora las escrituras de esta manera entonces cualquier doctrina puede aparecer con argumentos como los sugeridos por usted a favor del sábado. Por ejemplo los católicos creen que con textos y argumentos semejantes a los suyos pueden justificar su afirmación de que María es la madre de Dios. Igualmente casi cualquier doctrina puede justificarse con argumentos semejantes a los suyos estimado Eduardo, una vez que se ha decidido ignorar el mensaje apostólico, toda doctrina encuentra su acomodo.

    Con respecto al día de reposo, sábado o domingo, le diré; NO EXISTE INDICACIÓN EN LA DOCTRINA APOSTÓLICA SOBRE GUARDAR DIAS DE REPÓSO. No existe mandamiento, de guardar días de reposo. La doctrina apostólica no le da ninguna importancia al tema de guardar un día. No le doy ningún texto bíblico Eduardo porque ¿Cómo darle un texto sobre una enseñanza que no existe? Pero el silencio también grita Estimado E. Bailón. La ausencia de una ordenanza sobre día de reposo grita tanto a Evangélicos como a adventistas que ambos están en un error. No me importa quien puso el domingo, y tampoco la supuesta restauración traída por los adventistas del verdadero día de reposo. Ambas doctrinas no tienen fundamento apostólico y para mí (y debería ser para todos) eso es más importante que cualquier argumento a favor del sábado o del domingo.
    Usted me pregunta sobre un texto para mi afirmación “El sábado es uno de los muchos mandamientos bíblicos que los apóstoles desecharon para ser aplicado a la iglesia” Amigo como le he explicado, el silencio grita también. Es evidente que los apóstoles no consideraron el sábado simplemente por su ausencia en la doctrina apostólica. Pero eso le tiene sin cuidado a todo adventista. Ahora que le podría revertir la pregunta y pedirle un texto que enseñe que los apóstoles sí enseñaron a la iglesia gentil a guardar el sábado” (los judíos ya lo guardaban y no dejaron de guardarlo, pero ¿Cuándo se les pidió a los gentiles guardarlo? Tome en cuenta que el ejemplo no cuenta como argumento, decir que los apóstoles guardaran el sábado no es argumento, ellos también circuncidaban a sus hijos y ese “ejemplo” no fue enseñado a los gentiles

    Amigo Bailón es evidente que usted comparte con Ellen White el error de pensar que existía tensión entre Gentiles y Judíos como usted afirma. Nunca amigo, nunca hubo tensión alguna, los gentiles no estaban para tensionar nada. Ellos recibieron la fe y las cosas de guardar de parte de judíos quienes eran los depositarios dobles de la ley y del evangelio. Lo que hubo en Hechos 15 fue una decisión de la iglesia cristiana judía sobre sus hermanos gentiles.

    Amigo mío está muy equivocado al decir que tanto judíos como gentiles sabían que el sábado era el día de guardar. Mejor diga que eso es lo que conviene creer para que el argumento sobre el sábado salga adelante, pero no amigo, la reunión de Hechos 15 fue motivada porque ni los mismos judíos sabían que debían guardar los gentiles ¿Cómo iban a saberlo ellos mismos? Es más evidente el hecho de que el mandamiento sobre el sábado nunca aparece en ningún documento apostólico dirigido a una iglesia gentil, comenzando por el emitido en Hechos 15. Además le recuerdo que usted y toda la iglesia adventista recurre a todo tipo de argumentos a favor del sábado precisamente porque no tienen respaldo en la enseñanza apostólica. No mienta Eduardo diciendo que los gentiles sabían que tenían que guardar el sábado, esa especulación, es una idea motivada por su filiación adventista, no puede darme un texto bíblico de prueba.

    Por último le diré, todos los hombres de todas las culturas, de todos los pueblos saben que matar es malo y lo castigan, saben que robar es malo y lo castigan, pero no cualquier pueblo sabe que no hay que comer sangre o abstenerse de lo sacrificado a los ídolos y en su caso guardar un día de reposo, eso estimado Eduardo o se promueve y se ordena y enseña o no se aprende, no pretenda pues que los gentiles “sabían” que había que guardar el sábado, es una argumentación que se sale de los límites de la duda razonable. Si el sábado era una de esas cosas que los gentiles debían guardar, entonces, tenía que ordenárseles explícitamente y sin ambigüedades. Pero eso nunca ocurrió. Eso pesa mucho más que su aventurada afirmación.

    Saludos
    Fernando Ochoa Dueñas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s