El Evangelio en Gálatas – Introducción

EL EVANGELIO EN GÁLATAS

 La carta de Pablo a los Gálatas ha sido comparada con una “dinamita” espiritual, y así es. Excepto por Romanos, ningún otro libro de la Biblia ha provocado tanto reavivamiento espiritual y reforma. Se podría alegar que de las páginas de Gálatas (junto con Romanos) nació el protestantismo mismo. Cuando Martín Lutero leyó Gálatas, fue tocado por primera vez con las gloriosas buenas nuevas de la justificación por la fe. Él dijo: “La epístola a los Gálatas es mi epístola. Estoy casado con ella”.

A su vez, los escritos de Lutero, centrados en el evangelio, transformaron la vida de Juan Wesley en la calle Aldersgate, de Londres, el 24 de mayo de 1738. Este, entonces, inició un reavivamiento que recorrió no solo las Islas Británicas, sino también todo el mundo de habla inglesa.

Los Adventistas del Séptimo Día tienen una deuda con Gálatas. Por el estudio de Gálatas, E. J. Waggoner y A. T. Jones ayudaron a la iglesia, en las décadas de 1880 y 1890, a descubrir de nuevo la verdad de la justificación por la fe.

¿Qué hay en Gálatas, que la convirtió en el centro del reavivamiento espiritual? ¿Por qué ha sido capaz de conmover los corazones de tantas personas? De un modo distinto de cualquier otro libro de la Biblia, Gálatas se ocupa de muchos temas vitales para el alma cristiana. En Gálatas, Pablo ataca problemas como el de la libertad, el lugar de la Ley en la salvación, nuestra condición en Cristo y la naturaleza de la vida dirigida por el Espíritu; así como una antigua pregunta: ¿Cómo pueden los seres humanos pecadores ser hechos justos ante un Dios santo y justo?

Por supuesto, otros libros, como Romanos, se ocupan de los mismos problemas; pero Gálatas es diferente. No solo es más breve, sino también sus ricos temas están escritos en un poderoso tono pastoral, personal y apasionado, que no puede sino tocar los corazones abiertos al Espíritu de Dios, aún hoy.

Aunque esta carta de Pablo nos habla personalmente, bajo la conducción del Espíritu Santo nuestra comprensión puede ser fortalecida si percibimos la situación histórica original que Pablo está atendiendo.

 INTRODUCCIÓN

 Muchos eruditos creen que Gálatas puede ser una de las primeras cartas de Pablo, tal vez escrita por el año 49 d. C., después del famoso concilio de Jerusalén (Hechos 15). El libro puede ser el documento cristiano más antiguo que conocemos. Como Hechos y Gálatas lo dejan claro, la iglesia primitiva se encontró en una feroz lucha sobre la naturaleza de la salvación, especialmente en el caso de los gentiles. De acuerdo con un grupo de creyentes judíos, conocidos como judaizantes, solo la fe en Jesús no era suficientemente buena para los gentiles. Estos también debían circuncidarse y seguir las leyes de Moisés (Hechos 15:1). No sorprende entonces que, cuando Pablo estableció una iglesia de gentiles en Galacia, algunos de estos judaizantes hayan viajado allá para “enderezarlos”.

Cuando la noticia de este problema le llegó a Pablo, él reaccionó con pasión, reconociendo que este falso evangelio de salvación por la fe y las obras amenazaba con socavar la obra de Cristo. Pablo les escribió a los gálatas una defensa apasionada del evangelio. Con palabras muy fuertes, identificó esta falsa enseñanza como lo que realmente era: legalismo, puro y sencillo.

La Guía de Estudio de la Biblia de este trimestre nos invita a viajar con el apóstol Pablo mientras suplica a los gálatas que permanezcan fieles a Jesús. Al mismo tiempo, también nos da una oportunidad de reflexionar acerca de nuestra propia comprensión del evangelio. Es mi sincero deseo que, en el trascurso de este trimestre, el Espíritu de Dios haga surgir un reavivamiento espiritual en nuestros corazones, al redescubrir lo que Dios ha hecho por nosotros en Cristo.

 El Dr. Carl Cosaert es profesor asociado de Nuevo Testamento y Cristianismo Primitivo. Enseña en la Universidad de Walla Walla, College Place, Washington, Estados Unidos de América.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s