Archivo de la etiqueta: naturaleza

La Naturaleza y la Salud Mental

LA NATURALEZA Y LA SALUD MENTAL

 “Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos. Un día comparte al otro la noticia, una noche a la otra se lo hace saber. Sin palabras, sin lenguaje, sin una voz perceptible, por toda la tierra resuena su eco, ¡sus palabras llegan hasta los confines del mundo! Dios ha plantado en los cielos un pabellón para el sol. Y éste, como novio que sale de la cámara nupcial, se apresta, cual atleta, a recorrer el camino. Sale de un extremo de los cielos y, en su recorrido, llega al otro extremo, sin que nada se libre de su calor.” Salmos 19:1-6

 Hace muchos años, mientras preparaba mi tesis doctoral, leí un artículo que me llamó la atención (Ulrich, 1984). En un servicio de cirugía de un gran hospital, los pacientes intervenidos eran internados en el postoperatorio en dos secciones, en una de ellas las habitaciones tenían ventanas hacía las paredes monótonas de un edificio, en tanto, en el otro sector, los cuartos daban hacia un jardín pudiéndose observar el paisaje de color y frescura de la naturaleza. Alguien observó que los pacientes con vista al jardín parecían que se recuperaban antes, así que hicieron una investigación comparando una muestra de pacientes de ambas sectores, más allá de los cuadros específicos de cirugías recibidas. Los resultados fueron asombrosos, los pacientes con vista a la naturaleza se quejaban menos, usaban menos analgésicos y tenían el alta antes que los pacientes que sus ventanas chocaban contra el impiadoso murallón de cemento del edificio contiguo.

Posteriormente a este trabajo pionero se realizaron una enorme cantidad de investigaciones que han encontrado resultados similares, respecto a los beneficios de observar la naturaleza. Por ejemplo, Kuo y Sullivan (2001), estudiaron a 145 mujeres residentes en un complejo residencial urbano, en Chicago. Algunas de ellas, vivían en edificios con vistas a zonas verdes, mientras que desde los edificios de las otras sólo se veía un triste hormigón. Los resultados de este estudio demostraron niveles significativamente más bajos de agresividad y violencia entre las residentes con apartamentos cercanos a la naturaleza, que entre el otro grupo de mujeres que no tenían esa vista. En otro estudio (Taylor et al., 2001) realizado con 169 niñas que vivían en el mismo vecindario, los investigadores descubrieron que quienes disfrutaban de vistas más verdes tenían un mayor rendimiento en tareas relacionadas con la disciplina que las niñas que no podían disfrutar de la naturaleza. Asimismo, las chicas del primer grupo puntuaron más alto en pruebas de concentración, de inhibición de la impulsividad y de capacidad de retrasar la gratificación.

La salud mental se ve beneficiada con actividades como pasear o ejercitar al aire libre y cultivar una huerta. Según Paul Farmer, la llamada “ecoterapia” podría ayudar a millones que sufren depresiones, realizando actividades al aire libre. “La ecoterapia es una parte importante del futuro de la salud mental”, dijo Farmer. Uno de los estudios que avalan esta idea fue realizada por investigadores de la Universidad de Essex, quienes compararon el efecto de una caminata de media hora por un parque y un paseo por el mismo tiempo en un centro comercial. El 71% de las personas que pasearon por el parque reportaron menores niveles de depresión y ansiedad después de su caminata. Entre quienes caminaron por el mall, sólo el 45% se sintió menos deprimido, mientras que el 22% dijo sentirse más deprimido y 50% reportó estar más tenso. Los mismos investigadores hicieron otro estudio donde preguntaron a 108 personas con variados problemas de salud mental sobre su experiencia con la ecoterapia. El 94% dijo que las actividades en contacto con la naturaleza habían beneficiado su salud mental y reducido su depresión, mientras que el 90% dijo que lograron el mayor efecto combinando ejercicio con paseos campestres o por parques. Según los investigadores, con sólo cinco minutos de ejercicio en un espacio “verde”, como un parque puede mejorar la salud mental.

Por estas razones, los investigadores británicos Richard Mitchell y Frank Popham (2008),  señalaron que ante el persistente crecimiento de las desigualdades socioeconómicas, una mayor exposición a entornos verdes podría ayudar a reducir la tendencia a padecer ciertas enfermedades. Posteriormente, Peter Kahn y colaboradores (2009), investigaron trabajadores de una oficina que habían sufrido fuertes niveles de estrés, encontraron que aquellos que en su lugar de trabajo estaban sentados cerca de una ventana con vistas a escenarios naturales se recuperaban antes que otros sentados frente a una pantalla de plasma que mostraba imágenes de la naturaleza u otras que no disfrutaban de vista alguna.

La revista Observer (Jaffe, 2010), de la Association for Psychological Science, en un artículo titulado: This Side of Paradise. Discovering Why the Human Mind Needs Nature, revisa los estudios realizados en los últimos años sobre la relación del ser humano con la naturaleza, y la importancia de ésta para la salud. Estas investigaciones han demostrado que los entornos verdes favorecen el bienestar psicológico, con una mejora de la atención y una reducción de la irritabilidad y la agresividad, favoreciendo la pronta recuperación de pacientes que han padecido operaciones quirúrgicas y brindando mayor bienestar físico,. “Nuestro bienestar depende de la naturaleza”, señalan los expertos.

Dr. Mario Pereyra, tomado de www.mpereyra.com

La Naturaleza como fuente de Salud

Descargar la Lección de Alumno en WORD AQUÍ

Descargar el Comentario de la Lección en PPT AQUÍ